Septiembre. El noveno mes del año. Ese mes que muchos esperan con verdaderas ganas, cansados ya de las altas temperaturas, y que otros desearían que no llegara nunca, temerosos de volver a enfrentarse al frío invierno. La verdadera entrada del año para algunas personas. El periodo de adaptación a nuevos retos y objetivos.

restaurante japones barcelona

Septiembre, el volver a empezar: la vuelta al cole, al trabajo y, en la mayoría de casos, a la rutina. Las primeras hojas cayendo y, con ellas, la paulatina llegada del otoño. Días más cortos, noches más largas. Entre otras muchas cosas, decimos adiós a los festivales de verano. ¿O no?

Descubre el tsukimi

De igual manera que en nuestro país, en Japón también se despiden del verano en septiembre, que según el antiguo calendario japonés, recibía el nombre de nagatsuki, o “mes en el que las noches se alargan”.

Además de celebrar multitud de festivales en los que piden buenas cosechas y cultivos (especialmente del arroz, como era de esperar), los japoneses le dan la bienvenida al otoño con una tradición conocida como tsukimi, o lo que es lo mismo, la contemplación de la luna de septiembre, una de las más bonitas de todo el año.

La costumbre de observar la luna proviene, como muchas otras, del país vecino China. Ésta se extendió por todo el archipiélago nipón, donde quisieron apreciar también la belleza que mostraba ante ellos la luna del noveno mes. Pese a que la tradición dictaba que había que celebrar el tsukimi en un lugar tranquilo y rodeado de belleza, lo cierto es que en el actual Japón esto es algo de encontrar. Sin embargo, los nativos y turistas siguen disfrutando de esta tradición, ya sea en sus hogares o en algunos parques y templos que se preparan para la observación de la luna.

Como cada festividad, el tsukimi tiene su comida y bebida tradicionales. El plato típico como ofrenda a la luna es el dango, aunque también es común ofrendar castañas, verduras cocinadas o fruta de temporada. Para disfrutar todavía más del espectáculo que ofrece por sí misma la luna, ¿qué mejor que un té verde, una buena cerveza o sake?

Septiembre es el momento idóneo para dejar atrás malas vivencias, para apreciar los buenos momentos vividos en el verano y empezar de nuevo. Un simple acto como es contemplar la belleza que la luna nos presenta en este mes puede ayudarnos a afrontarlo con optimismo.

Si te ha gustado la idea de disfrutar de la luna pero no puedes ir a Japón, siempre puedes venir a nuestro restaurante japonés de Barcelona y hacerlo desde nuestra terraza, tomando un buen trago y degustando platos únicos. Se convertirá en un nuevo momento digno de apreciar y recordar.