Tras finalizar la temporada de lluvias (tsuyu), el 7 de julio llega a Japón el tanabata, una de las cinco festividades estacionales (Gosekku) que se celebran en el país del sushi.

Conocido como “La fiesta de las estrellas”, el tanabata tiene su origen en una leyenda procedente de China que cuenta que Orihime, hija del rey del Cielo y la encargada de tejer vestidos para su padre, se enamoró locamente de Hikoboshi, un joven pastor de bueyes. El padre de ella, al percatarse de la situación, los unió en matrimonio.

El amor les cegó de tal manera, que ambos descuidaron sus quehaceres diarios, provocando así el enfado del rey, quien decidió separarlos convirtiéndolos a ambos en estrellas del firmamento. Les concedió, sin embargo, la posibilidad de encontrarse una noche al año: la noche del séptimo día del séptimo mes. El 7 de julio las urracas vuelan sobre el río Celestial (siempre y cuando las condiciones climatológicas sean favorables) y forman un puente a través del cual Hikoboshi puede ir a pasar la noche con Orihime, y volver al llegar el día.

Durante el periodo Nara (710-784), esta festividad fue importada a Japón, donde la acogieron como una fiesta dedicada al amor y los enamorados. ¿Qué hacen a día de hoy en el país nipón el 7 de julio? Cada persona escribe sus deseos en trozos de papel rectangulares, habitualmente de colores llamativos (los conocidos como tanzaku), y los cuelga en ramas de árboles de bambú que posteriormente se echan al río o se queman a medianoche.

Por todo el país se celebran festivales de tanabata, siendo el más conocido el Tanabata Matsuri de Sendai (5 y 8 de agosto). Las ciudades de Japón nos ofrecen una panorámica muy bonita a la vista y, además, nos dan la posibilidad de intentar cumplir nuestros mejores deseos. ¿Qué más se puede pedir?

Desde Monster Sushi te aconsejamos que si quieres disfrutar de esta preciosa festividad, vayas acompañado de agua, una toallita de mano tenugui (para secarte el sudor) y una campanilla de viento furin (para refrescarte), ya que los meses de julio y agosto son realmente duros por el calor y la humedad que azotan Japón.

Si vas a viajar al país en estas fechas, ¡disfruta del tanabata! Si te quedas en la ciudad condal, te invitamos a venir a nuestro restaurante japonés a domicilio sitiado en Plaza Gala Placidia, 25. Sí, no es lo mismo, pero con los sabores de nuestros platos te transportaremos a lugares extraordinarios y cumpliremos una parte de tus deseos: vivir experiencias de alrededor del mundo.

Etiquetas: , , , , ,

Compartir:


Volver al blog