Tras la resaca del día de San Valentín, una festividad adquirida en Japón casi como propia, llega el White Day (o Día Blanco).

La cultura japonesa celebra el 14 de febrero de una manera especial y singular (¿qué no lo es en Japón?), pues ese día los únicos que reciben regalos son los chicos. Las chicas se encargan de buscar los mejores chocolates de la ciudad para deleitar a sus enamorados, por lo que ellos no deben preocuparse más que de recibir y disfrutar de sus chocolates. Suena perfecto, ¿verdad, chicos?

El 14 de marzo, sin embargo, se intercambian los papeles: según la tradición, son ellos los que deben devolver el regalo a todas aquellas mujeres de las que hayan recibido chocolates. ¿Más chocolate, quizá? No necesariamente. Durante el White Day se estila una costumbre conocida como okaeshi, que consiste en hacer un regalo con un valor mayor del que se ha recibido. No únicamente eso, sino que los japoneses han adquirido para el Día Blanco la tradición del sanbai kaeshi, en la que se regalan cosas que tengan el triple de valor que el primer obsequio.

¿Por qué “White Day”?

La respuesta es sencilla: en un principio los chicos regalaban chocolate blanco. Fue más tarde cuando esto fue quedándose atrás y empezaron a aparecer dulces en general, pasteles, joyas, ropa, tecnología…

¿Eres un apasionado de la cultura japonesa y quieres celebrar con tu pareja, amiga o madre el White Day? Ven a Monster Sushi, nuestro restaurante japonés en Barcelona, y sorpréndela. Nosotros ponemos la comida y el ambiente idóneo, en tus manos está sumarte del todo a la tradición con un detalle.

PD: Si quieres mantener el espíritu chocolatero original, pide nuestra tarta de chocolate Chocolate Cake, hecha a mano por nuestros cocineros y con ese toque tan especial único de Monster Sushi. No pierdas la oportunidad de impresionarla.