¿Cómo comer con palillos?

Parece fácil. De hecho, cientos de millones de personas lo hacen cada día. Pero cuando te toca enfrentarte por primera vez, te das cuenta de que comer con palillos tiene truco. En Monster Sushi nos hemos propuesto ayudarte, para que en tu próximo viaje a Japón apruebes con nota, o la próxima vez que vuelvas a nuestro restaurante.

Donde fueres, haz lo que vieres, reza el dicho. El tema es intentarlo, y en cierta forma, perder la vergüenza y aprender. Hoy por hoy, aprender a usar palillos es útil para salir a cenar con amigos a Monster Sushi o para pedir Monster Sushi Delivery en Barcelona 😉

El origen de los palillos

La fecha de invención de los palillos es todo un misterio, pero se sabe que ya eran usados en la Dinastía Shang (siglo XII a. C). Eso no quiere decir que los palillos hayan sido reyes y señores desde un comienzo. Los antiguos comían principalmente con cucharas. Los primeros palillos fueron muy rudimentarios, formados por ramas y usados como herramienta para cocinar y no quemarse. Posteriormente evolucionaron y comenzaron a elaborarse con materiales más ostentosos.

Siendo parte de la vida diaria, es natural que este par de varillas esté presente en numerosas historias, leyendas y proverbios orientales. Antiguos textos hablan sobre la fortuna que recibirá la persona según cómo maneja los palillos, usando tres dedos tiene buen carácter, cuatro dedos tiene un buen porvenir y todos los dedos está destinada a la grandeza.

En las mesas orientales es habitual servir la comida en pequeños trozos por dos motivos fundamentales: el ahorro de energía y la cortesía con los invitados. Se entendía que el huésped no tenía que hacer esfuerzos en la mesa cortando alimentos.

Los palillos tienen pequeñas diferencias entre países. En Corea es habitual usar palillos metálicos o desechables, y los japoneses son más cortos que el resto.

Grandes razones para comer con palillos

Lo más importante que debes saber sobre comer con palillos, es que nunca deben entrar en contacto con la boca. Chupar o morder el extremo de los palillos está considerado de mala educación. Por ello, en la mayoría de ocasiones encontrarás un reposapalillos junto al plato, para que los apoyes entre bocado y bocado. ¡Pero recuerda! Los palillos nunca deben quedar cruzados sobre la mesa, intenta que siempre queden paralelos, ni deben dejarse en vertical clavados sobre la comida.

La buena educación es muy importante en la cultura japonesa. Los japoneses nunca muestran qué plato les gusta más, pues suelen compartir la comida y todos comen aproximadamente la misma cantidad. Hay comportamientos sutiles que son considerados de mala educación: que el palillo gotee, llevar los palillos por encima de los platos, usar el palillo como un cubierto (como una cuchara o como un tenedor) y lamer los trozos de comida de la punta de los palillos.

No obstante, existen grandes beneficios probados a la hora de comer con palillos:

Evitamos tragar trozos grandes

Como decíamos al principio, en la cultura japonesa es muy habitual encontrar la comida dividida en trozos. Obviamente comer con palillos condiciona la forma de servir la comida, habitualmente en grano o pequeños cortes. Esto, permite que se mastique y digiera mejor, además, al tener que repetir el movimiento para coger trozos, el comensal se llena antes.

Evitamos la aerofagia

La complejidad de comer con palillos, obliga a comer trozo a trozo, porción a porción. Por lo tanto, nos centramos más en masticar y tragar menos aire.

Nos obligan a comer despacio

La destreza constante con la que debemos comer, requiere de concentración. Una forma de comer totalmente opuesta al fast food. Se calcula que activan hasta 40 músculos de la mano y la muñeca, acaso la articulación más compleja que tenemos los humanos.

Nos obligan a comer despacio

Comer en platos pequeños o cuencos, produce un efecto óptico de proporcionalidad conocido como ilusión de ebbinghaus. Esta ilusión convence al cerebro de que hay más cantidad de comida en el plato de la que realmente hay, saciando con más facilidad el “hambre psicológica”.

Cómo agarrar los palillos correctamente

Para coger los palillos es necesario cierta práctica y paciencia. Vamos a explicarlo por pasos.

Los palillos deben agarrarse por el extremo más grueso, colocándolo el palillo inferior sobre el huevo entre el pulgar y el índice. El palillo superior se coloca entre las yemas del pulgar y el índice. Quedando en paralelo. El primer palillo siempre debe quedar firme y fijo.

Debes practicar el mover el segundo palillo sin que se mueva el primero. No es sencillo y los palillos cobran vida propia y deciden su camino por sí mismos. ¡Parece difícil pero se puede conseguir con práctica!

Sostén el trozo de comida firmemente y llévalo a la boca. Recuerda apoyar la comida en la boca abierta, nunca apoyando los palillos en los labios ni mucho menos morderlos.

Ya sabes cómo usar los palillos y las normas fundamentales de cortesía en la mesa. Ahora lo mejor es que practiques y qué mejor sitio que en nuestro restaurante Monster Sushi. Al principio puede resultar difícil recordar todo, pero uno se acostumbra a medida que degusta los ricos platos que ofrece la gastronomía japonesa. La práctica hace al maestro. Y si no, en Japón no se considera de mala educación comer determinados platos con las manos, lo más importante es disfrutar de la comida.

¿Qué te ha parecido?